lunes, 12 de noviembre de 2018

Lámpara de patchwork


   Hola de nuevo!  Estrenamos semanita después de un finde lluvioso en Asturias. He tenido al mal tiempo como un gran aliado para terminar algunas labores e ir comenzando otras nuevas. Tengo que decir que ha sido un fin de semana muy productivo.

   Hoy quiero enseñaros una lámpara que hice para el cuarto de costura. Bueno, más bien la desvestí y volví a vestirla con un poco mas de colorido. Y mira que antes ya era mona,  pero es que estaba tan blanquita que...no se, me apetecía darle un cambio...
   Las telas que he usado, en su mayoría, son un regalo de mi tía Marisa. Allá por el mes de Agosto, les hice una visita a ella y a su hija Emma. Ambas cosen como los ángeles; sus casas son lo más parecido que os podáis imaginar a una casita de cuento. En cada rincón te puedes encontrar labores hechas por ellas, auténticas preciosidades que le dan ese toque acogedor a la casa que me encanta. Desde colchas y cojines, hasta pequeños cuelga-puertas, casitas y un sinfín de trabajos que hace que allí se respire cariño y patchwork por los cuatro costados. 
   De esa entrañable visita me llevé un montón de buenos momentos y un paquetín de telas que mi tía me regaló con mucho cariño y con la confianza de que yo les daría buen uso. Así que espero no defraudar.
   Ah!! y la tarta de turrón de Emma! Que rica!!

   Os muestro las fotos, aunque no son muy buenas...
   Me ha costado un triunfo hacerlas con tanta claridad de fondo, espero que os guste...
   
  Aquí por la parte delantera, con lacito incluido que no podía faltar...



Unas estrellinas con mensaje cuelgan desde el interior...

Os las enseño más de cerca...

Todos los días son bonitos, si eliges verlos así...(me encanta)

Vista desde otra perspectiva para que podáis ver todas las telitas.



Y aquí tenéis un pequeño inquilino que ha anidado en la cima...

Espero que os haya gustado, a mi se me ha hecho más complicada de lo que esperaba, pero me gusta el resultado. Con la misma combinación de telas he hecho otro cachivache para el cuarto de costura, un guarda-tijeras, diseño de Zulú and Co, al que le tenía ganas de hace tiempo.



Le he puesto un pomo en el lateral de la cajonera, y aquí lo tenéis colgadito.

Pues hasta aquí ha llegado la entrada de hoy, deseando que os haya gustado, me despido hasta pronto. Un abrazo. Vanesa.

lunes, 15 de octubre de 2018

Soñando en vacaciones...

    Me encantan los trabajos de una tarde.. esas pequeñas cosinas que se ve pronto el resultado. Y es que, reconozco que soy un poco ansiosa en ese sentido!
    Así que, como ahora estoy metida en una labor que me está dando mucha guerra y que se me está alargando un poquitín más de la cuenta, pues me apetecía darme un respiro y sacar un trabajito exprés de esos que tanto me gustan.
   Con ese afán mío (y nuestro jeje) de hacerle fundas a todo, me ha dado por darle un nuevo aire a una de esas huchas de lata que venden en los bazares. 
   Así que aquí la tenéis, el reto ahora es llenarla antes de las próximas vacaciones. 
   Las fotos no son muy buenas, pero espero que os guste....



  Las telas, una mezcla de Tilda y Verónica Requena, son restos que me han ido quedando de otros trabajos.
 Os la muestro desde todos los ángulos...




La base bien forradina para evitar que se nos estropeen los muebles... Me obsesiona un poco ese tema, lo sé... jiji


Igual en la parte superior...


Esto es lo que ha dado de si mi fin de semana, un trabajo muy entretenido y que luce muy bien en cualquier rincón de la casa.


Gracias por dejarme compartir con vosotr@s mi sueño.
 Un abrazo. Vanesa.

martes, 25 de septiembre de 2018

Etiqueta de costura y algo más...

   Hola a todas! Ha pasado un tiempo ya desde que hiciera mi última entrada...
   Tengo que confesar que ha sido un verano en el que he cogido la aguja más bien poco o nada. Algunas pequeñas cosinas que tenía empezadas y poco más...
   Así que aquí me tenéis, con muchas ansias ya de volver a mi dulce rutina costuril. Y aunque da nostalgia pensar que el verano se termina y que en unos días, con él, también mis vacaciones, es cierto que por otro lado, ya apetece volver a retomar las costumbres de nuestro día a día.
   Ahora sólo nos queda esperar al próximo...

   He pensado que lo más inteligente será ir terminando tareas pendientes, y labores que se van quedando en el cajón del olvido; porque es tal el kaos que hay en mi cuarto de costura, que a veces no se si sentarme a coser o tirarme de los pelos jajaja. Mi consuelo es que sé que nos pasa lo mismo a todas ( o al menos a casi todas).

   Este cartel tan mono es un diseño de Manualidades el Dintel. Si pincháis en el nombre os llevará directamente a su página de Facebook. Merece la pena seguir todos y cada uno de sus trabajos. Son preciosos.
   A Mame, su dueña, la conocí en una de mis vacaciones en Cádiz. Todo un lujo poder visitarla a ella y a su tienda y llevarme alguna que otra cosita, entre ellas este kit.
   
   

Como podéis ver, no le falta detalle. Un saquito para los rollos de tela, centímetro, tijeras...


Bobinas y más bobinas...


Un acerico que le he añadido, con permiso de su autora. Mirad que mono...


Y un lacito para colgar...


Ha sido una labor muy entretenida de hacer, y con un mensaje que nos viene como anillo al dedo!
Como me gustaba tanto la combinación de telas, con las trocinos que me fueron sobrando, se me ocurrió forrar una cestina que se me había quedado en el olvido. En ella guardo bobinas de madera de varios tamaños.  Ahora luce mucho más bonita...








 Y aquí os muestro el conjunto...


Ojalá que os haya gustado. Un abrazo y feliz costura. 
Vanesa.

jueves, 5 de abril de 2018

Funda de archivador

   Me he pasado toda la Semana Santa perdida entre mis hilos; y en verdad, esta entrada la tenía preparada para el domingo de Pascua, pero ha sido tal la guerra que he tenido con esta linda conejita, que se me alargó la faena más de lo previsto. Que si ahora le cambio el vestido...que si este lazo no combina...ays! que guerra me dio! Vamos... que en uno de esos enfados conmigo misma, me propuse no deshacer ni una puntada más y tirar para adelante, hasta donde llegara...
   Y así de coqueta quedó la conejita...Va a ser la protagonista de mi nueva funda para el archivador de los patrones...


Claro está que no podía faltar el huevo de Pascua, se lo he puesto como marca-páginas con un cordoncito de lana muy mono que guardaba de hace tiempo. Aquí os la muestro en otra perspectiva...


Como detalle este botón que me traje de mis vacaciones hace dos años y que aún no había encontrado su sitio. Le he cambiado una aguja de madera que llevaba por este charm de corazón. Si os gusta, es de Veronique Button, no son difíciles de encontrar.


Sencilla en la parte de atrás, con un acolchado a mano que apenas se aprecia, esa era la intención...


Y una lazada que hará de cierre.


 Le he puesto dos botoninos forrados con la tela que utilicé de base, es una loneta rústica que tengo en varias tonalidades y que uso un montón porque combinan muy bien con todo.



Aquí podéis verla por dentro, con huevo de Pascua incluido.


Ojalá que os haya gustado.Yo me voy corriendo a estrenarla!
Un abrazo y hasta pronto... Vanesa.



sábado, 17 de marzo de 2018

Un estuche muy dulce...

Hola a tod@s!  No sabéis que alegría me da volver a pasarme por aquí. Ha pasado tanto tiempo desde la última vez...
Decir que os he echado de menos, sería quedarme muy corta! 
El caso es que entre unas cosas y otras, han sido unos meses en los que casi no he cosido. Pequeños arreglos y poco más.
Aunque no haya estado muy participativa en los blogs, entre bambalinas he seguido todas y cada una de vuestras labores, siempre tan inspiradoras...
Eso no podía perdérmelo!!
Hoy vuelvo a la carga con un trabajito muy dulce que espero que os guste. Es mi versión del estuche de cuatro bolsillos. Lo hice siguiendo el tutorial que muy amablemente Lourdes comparte en su blog El costurero de Lulú.
Muchas ya lo conocéis o lo habréis hecho vosotras mismas, es tan práctico, tan bonito y tan entretenido de hacer, que es difícil resistirse. 
Para las que aún no la habéis visto, podéis acceder al tutorial pinchando aquí.
He usado, en su mayoría, telas Tilda, que le dan ese aire dulce y romántico que tanto me gusta. Vamos a verlo...

La parte delantera con algunas cintas y una sencilla etiqueta.




Unas estrellinas aplicadas para decorar la parte de atrás.




 Y aquí lo tenéis a vista de pájaro (jeje). No me digáis que no es mono??



Telas tilda para el interior, con esos tonos empolvados que me encantan.
Así es como queda,  fijaros cuanta capacidad tiene.


Ahora lo que más me gusta... llenarlo de trastos!!
Yo voy a usarlo como costurero.


Del tirador de la cremallera cuelga una estrellina con mensaje...



Y con esa frase me despido... VIVE TU SUEÑO.
Espero que os haya gustado, mil gracias por leerme y hasta pronto.
Un abrazo. Vanesa.

lunes, 12 de junio de 2017

Mi cestina de los hilos

   No sé si las entradas se puedan dedicar, pero yo quiero dedicársela a esa preciosa mujer que me enseñó a caminar en la vida, mi abuelita. La que hizo de mi la persona que soy.
   Mi otra madre, mi maestra, mi consejera y mi mejor amiga. El pilar de mi vida y, desde hace casi cuatro años, mi ángel de la guarda.
    
  Hoy quiero compartir con vosotras esta labor a la que le puse muchísimo cariño, el costurero de mi güelita Carolina. "La cestina de los hilos" le solíamos llamar. Me acuerdo de verla en casa desde que yo era chiquitina. Resultaba curioso que cada vez que algo se perdía, siempre iba a parar allí. 
"...mira a ver si lo encuentras en la cesta de los hilos.." me decía güeli y...oye! allí estaba!

   Ahora he querido darle un aire nuevo, porque ya estaba muy viejina. Eso sí, respetando la forma original de la cesta.
   Y así es como me quedó...


 
La tapa forrada en lino, un jardín de la abuela, que me pareció de lo más apropiado, y unos bordados.
 
 
 Unos detallitos colgando del asa..
 
 
Y una chapa con un mensaje que me encanta.. 
 
 
 Aquí podéis verla por dentro..
 

 
En la parte interior de la tapa, un acerico en forma de flor.
 
 
Lo hice desmontable para estar más cómoda trabajando, así que le puse un broche de imán y ya tengo listo un alfiletero de "quita y pon". 
 
 
 
 
Y aquí os muestro el antes y el después...
 
 
Espero que os haya gustado mi Cestina de los Hilos, sin duda, para mi, es un gran tesoro.
Un millón de abrazos y muchas gracias por leerme.
Vanesa.